Ya extrañaba sumergirle el submarino a esta mamasota

0 visualizaciones
|

Durante 6 putos meses no se la había podido meter, pero fue gracias a que regrese al trabajar que saque el pretexto con mi esposa y me escape a un hotel barato con mi cuñada. Ya extrañaba ver su tremendo culo en acción y no me quedo mal en este reencuentro, meses atrás le había pedido dejarse grabar, pues la verdad es que me quería hacer unas puñetas y no tenía material de ella para darme grasa, pero siempre se negó. Hoy, además de darme una buena cogida, me dejo grabarle, pues a decir verdad no tenemos para cuando repetir, así que, con algo tenía que calmarme las ansias de cogérmela otra vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *