Ya borracha, se anima a chuparme la verga, bien que le gusta.

0 visualizaciones
|

Como toda mujer, se hizo del rogar al principio, pero en cuanto saque la verga, se atascó como nunca. Tengo un consejo para ti, si es que siempre se te van vivas las pollitas, consiste en hablarles bonito y no insistirles mucho. Al final del día, con unas copas de más, y sabiendo que eres un caballero, se les sale lo puta que llevan dentro y están dispuestas a terminar la noche contigo. Como buen experto, no solo traigo la teoría, aquí está la práctica de lo dicho anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *