Una vez que le toman gusto al sexo anal, es incomparable

0 visualizaciones
|

Mi prima, se volvió adicta al sexo anal, pero no fue gracias a su esposo que adquirió el gusto, me lo debe a mí y mi habilidad, ahora su gran problema es que no sabe cómo decirle a su marido que quiere coger por el culo. Me confesó mi prima, que desde que tuvimos relaciones sexuales, no puede pensar en otra cosa que no sea en repetir lo de aquella tarde, fue por eso que me propuso que cuando su marido se fuera a su trabajo de noche, aprovecháramos para coger en su casa, después de todo, sabemos que regresa hasta el día siguiente. ¿Pensaste que le diría que no?, por supuesto que acepte, con una condición, tenía que prometer que aunque le contara a su esposo su fetiche, teníamos que seguir cogiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *