Un verdadero espectáculo, de ser su esposo cogeríamos a diario

0 visualizaciones
|

No logro entender cómo es que existen mujeres tan ricas que están casadas con hombres tan pasivos. Tengo una prima que está bien sabrosa, obviamente cada que la veo le ando tirando rosas, la trato bien y todo lo que me pide lo hago. Con el tiempo nos hemos vuelto muy buenos amigos, con decir que nos hemos ido varias veces de viaje, con el paso de los meses la he estado viendo con otros ojos y no puedo negar que mis deseos sexuales están con ella. Esta semana, salió de viaje su esposo, así que, aproveche la oportunidad y me lance a su casa, llegue medio pedo y con el afán de cogérmela, me invito a quedarme en su casa, después de todo, su marido no iba a estar, todo marchaba de lo más normal, hasta que llegó la hora de dormir, pues cuando salió a desearme buenas noches, me puso bien tiesa la verga, ya que, lo hizo con una faldita súper sexy, que provocó todo en mí, me la termine tirando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *