Un día de estos me voy a ahogar con tremendo vergon

0 visualizaciones
|

Empezamos compartiéndonos fotos y poco a poco fuimos tomando más confianza, hasta el punto en que me gano la curiosidad y quise probar un poquito de su verga. Recuerdo que todo comenzó cuando me mando una foto, pues quería mi opinión para ver si estaba bien su vestimenta para ir a casa de su novia, luego yo le pregunte si mi pijama era sexy, y así, después de unos meses terminamos cogiendo y con un video porno. Ahora creo que me será bastante difícil quitarme el antojo de mi primo, pues con tremendo vergon quede fascinada, creo que me la pasaría cogiendo de tener uno así en mi casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *