Recién llegue a casa y mi cuñadita ya esperaba ansiosa

0 visualizaciones
|

Por cuestiones personales tuve que salir de la ciudad un par de días, eso sí, le tuve que advertir a mi cuñada que durante este tiempo no me podía ni marcar, ni buscar, pues al mínimo indicio mi mujer comenzaría a sospechar, ya que un día me encontró en el celular una foto de sus nalgas, obviamente yo negué que fuera mi cuñada, le dije que era una imagen que uno de mis amigos me había mandado y eso era todo. Al final de la semana, mi cuñadita cumplió y a mi regreso estaba ansiosa por recordar cómo era estar penetrada por un verdadero hombre, la puse a mamar y después le di en cuatro a la perra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *