Quería subir el ritmo pero no le daban las revoluciones

0 visualizaciones
|

Esta semana por fin me pude coger a mi prima, una mama soltera que es fuego, varios de mis amigos ya se la habían tirado, y hasta donde sabia es una fiera en la cama, desde que me entere tengo que admitir que no la volví a ver con los mismos ojos. Poco a poco me fui acercando a ella, y ahora con la cuarentena fue mucho más fácil, pues varias veces me ofrecí a ir a hacerle el super para evitar que saliera, con el tiempo comenzamos a subir de intensidad nuestras platicas, hasta que un día por fin me dio los primeros indicios de que quería coger, recuerdo que mientras acomodábamos la despensa se puso cachonda y estuve a nada de tirármela, el problema fue que su retoño se despertó y nos arruino el palo, pero supe que era solo cuestión de tiempo para poder cogérmela. El día llego y tengo que aceptarlo, la neta no me dieron las revoluciones para satisfacer a semejante morrita, pero déjenme agarro condición y sin duda le daré unas cogidotas que no olvidara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *