Ni como negarle una cogida a un culazo tan cerdo

0 visualizaciones
|

Durante meses evite a mi tía, pues no nos llevamos muchos años de edad y sabía que quería coger conmigo. El incesto siempre me había dado curiosidad, pero no quería verme involucrado con alguna mujer de mi familia, pues temía más que ninguna otra que me llegase a enamorar, no podía imaginar mi reacción ante esa situación. Por ese motivo fue que durante mucho tiempo le di largas a Laura, pero hoy no aguante más la tentación y acepte todo lo que deseaba conmigo. Algunos dirán que estuvo mal, otros cuantos estarán a mi favor, pero lo que nadie podrá discutir es que a semejante culo no se le pude negar una cogida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *