Mi primera vez con una de esas vergas que dan miedo

0 visualizaciones
|

Cuando una mujer le tiene ganas a un hombre, por lo regular siempre termina satisfaciendo su apetito. Esta jovencita al parecer ya se le hacía agua la cola por probar una de esas vergas extra grandes, que la mayoría de los jóvenes de su edad aun no tienen. Para ir al grano, como no conocía a muchos hombres maduros más que a los de su familia, se animó a cachondear con su tío. ¿Qué hace un hombre mayor en estas situaciones? Pues por lo menos este, termino por reventarle la cereza a su sobrina, porque no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *