Mi prima resultó ser mujer de prepago…

0 visualizaciones
|

Cuando te enteras de ciertas cosas a veces es inevitable tener ciertas reacciones, como por ejemplo, cuando me entere que la mujer que tanto deseaba dentro de mi familia era escort, basto comprarme un chip nuevo para mi celular y mandarle un mensaje solicitado sus servicios. Tuve que hacer mi cara de sorprendido cuando llego al hotel, pero después de una plática muy amena, le dije que el trabajo era trabajo y que no la iba a juzgar por cómo es que se ganaba la vida. Terminamos pasando un rato muy agradable y tengo que admitir que fue más de lo que esperaba, pues imaginaba que estaba buena pero no tan sabrosa. Sin duda hasta pase a calificarla en su página, cien por ciento recomendada, luego paso el contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *