Mi cuñadita es bastante ojo alegre, para no decir puta

0 visualizaciones
|

Siempre he tenido la iniciativa con las mujeres, hasta ahora que llego mi cuñada. Ella me empezó hablar, al principio lo veía normal pues por el parentesco nos teníamos que ver. No hace mucho empece a notar un poco diferente su manera de ser conmigo, era muy atenta y a todos lados quería acompañarme, así que un día se animo a decirme que le gustaba mucho. Le conteste que lo único que yo le podía ofrecer era sexo, vaya respuesta que me dio mi cuñada, me dijo -pues eso es lo que quiero contigo. Desde entonces me he estado comiendo a mi cuñada, que es bastante ojo alegre, para no decir puta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *