Mi cuñada y casa sola, no íbamos a terminar bien

0 visualizaciones
|

Tener a una mujer cachonda tan cerca de ti puede ser peligroso, más si esa mujer resulta ser tu cuñada. Durante años sentí que Laura quería coger conmigo, al principio pese que solo eran exageraciones mías, pero con el tiempo lo fue confirmando, recuerdo que la primera vez que la descubrí fue en unas vacaciones de verano, todos en mi familia fuimos a la playa y durante una ducha que me estaba dando escuche que alguien abrió la puerta, cuando salí del baño me encontré una tanga en la cama y mi cuñada entro de repente y me dijo que estaba buscando su ropa, muy sonrojada me pidió su lencería y se fue. Paso el tiempo y nunca hable con ella sobre el tema, hoy después de ir a dejarla a su casa me invito a pasar y tomar un café, acepte por respeto, pero antes de irme me pidió un favor, tenía ganas de coger y su marido no estaba, eso término de una sola forma, mi cuñada con el culo destrozado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *