Mi cuñada gimiendo rico mientras la penetro en cuatro patas

0 visualizaciones
|

Esa cuñada que tengo es toda una diosa en la cama, a mí de vez en cuando me aburre coger con mi mujer, es por eso que siempre tengo una nalguita de reserva, pero con esta maldita pandemia no he podido salir de casa, por ello tuve que idear un plan b pues eso de coger con la misma ya me tenía algo agotado. No fue fácil, pero tengo que admitir que valió la pena, le comencé a llamar a mi cuñada, las primera veces la plática siempre fue muy amena, pero con el tiempo la cosa fue mejorando, hasta que un día la invite a mi casa a tomar un café, desde aquel día solo fue cuestión de tiempo para que pudiera coger con mi cuñada. Basto mandar a mi  mujer a hacer unas compras para poder tener la casa sola y poder culearme a mi cuñada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *