Me ando tirando a mi media hermana, sexo gratis y sin compromiso.

0 views
|

Hace poco tiempo mi papa me confesó algo, que había tenido una hija y quería que la conociera, pues cuando el faltara no quería que me sintiera solo. Como joven maduro que soy, acepte conocerla, después de todo, quien soy yo para juzgar la vida de mi papa. Laura, mi media hermana, resulto ser una mujer bastante sensual, durante días trate de quitarme los malos pensamientos que tenía con ella, pero no pude, por esa razón decidí escribirle, quería verla y saciar las ansias que me ocasionaba. Resulto mucho mejor de lo que pude imaginar, mi media hermana estaba pasando por un mal momento, y mi invitación a tener relaciones sexuales ocasionales le resulto fantástico, pues por el momento estaba harta de los hombres, pero el sexo era algo que no podía dejar de lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *