Le enseño a sentarse a mi hermana, lo hacia del asco.

0 visualizaciones
|

Esta vida se trata de compartir conocimiento, sin discriminar a nadie. Tratándose de sexo, yo tampoco discrimino, y menos si es parte de mi familia. Mi hermana, era media pendeja para coger, supongo que por eso sus novios la cortaban a los pocos meses de empezar, así que acudió a mí, con el fin de que le enseñara lo que más amamos los hombres de una mujer. Básicamente, le dije que tenía que aprender a coger, pues ya la había cachado dos o tres veces cogiendo con sus novios en el cuarto, y lo hacía muy mal.  Como buen hermano, decidí compartirle un poco de mi experiencia, y la estoy enseñando a montar, para que se le quite inocente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *