Le duele pero a la vez le encanta, ese es el precio de una verga gruesa

0 visualizaciones
|

Siempre que cogemos a los pocos días me escribe,…”me sigue doliendo pero no puedo esperar para volverte a sentir adentro”, las mujeres de los 2000s son más cachondas que nunca, esta mujer a pesar de estar casada no le es suficiente la verga de su marido, tiene que salir de vez en cuando a buscar una más gruesa y ya encontró su favorita al parecer. Siempre ando complaciendo las fantasías sexuales que me pide, pero esta vez me toco a mí elegir, y quería grabarla un poco mientras cogíamos, ya que tiene un tremendo cagon que bien merece la pena ser compartido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *