Le compre un departamento, y desde entonces me la ando cogiendo.

0 visualizaciones
|

Si tienes dinero, gástalo siempre con la cabeza, pues en el futuro necesitaras de él, y es mejor haberlo gastado con inteligencia. Hace años cuando mi sobrina se salió de su casa, decidí comprarle un departamento, me salió muy barato y se lo regale. Nunca le había pedido algo a cambio, hasta ahora, pues se puso bastante rica, y me dieron ganas de cogérmela. Le recordé que gracias a mí, tenía un departamento, y lo único que quería a cambio, era coger con ella, a final de cuentas, era un ganar-ganar, pues ella saldría encantada y conservaría su departamento y a mí se me quitarían las ganas de coger con ella, por lo menos por un tiempo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *