La que no es puta no disfruta, es su lema

0 visualizaciones
|

Tiene 18 años y ya sabe que para pasar un buen rato tiene que poner las nalgas, que yo me preocupo por el dinero y la diversión. Desde hace ya varios años sabía que en cuanto cumpliera la mayoría de edad iba a hacer mi perra, pues aunque lo niegue le gusta la buena vida y no sabe hacer un carajo, lo único que hace es ver videos de maquillaje y ropa, en fin, está bien buena y sabia como convencerla de ser mi puta. Una vez al mes le compro algo de ropa y dos que tres cosas más caras, a cambio ella sabe cómo complacerme, se pone su vestido de colegiala y con las piernas a mi rodilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *