La conozco desde pequeña, pero es la primera vez que me la tiro y espero que no sea la única

0 visualizaciones
|

Crecimos juntos y durante años siempre tuvo la confianza de contarme todo sobre su vida, ahora que es mayor sus historias son más calientes y era inevitable que no me dieran ganas de coger con ella. Desde la última vez que la vi, no dejamos de platicar y poco a poco la fui convenciendo para experimentar algo de sexo gratis, sabía que aceptaría, solo había que darle tiempo y espacio. Este fin de semana fui de visita con mis tíos y aproveche para invitarla a cenar, terminó por aceptar mi propuesta, aunque en realidad sabía lo que quiera, me ahorro la cena y fuimos directo a lo que apetecía, sexo duro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *