Esto es una mujer, nada que ver con las jovencitas que he cogido

0 visualizaciones
|

No sé tú, pero yo siempre tuve una fantasía sexual, poner a mamar a mi tía y después tirármela. Durante años fui muy cercano a ella, pues aunque es mi tía siempre fue mi sueño poder acostarme con ella, cuando cumplí la mayoría de edad recuerdo que la invite a mi fiesta y después de tomar varias cervezas me atreví a confesarle mi deseo carnal, obvio que me rechazo en aquel entonces, pero me dio esperanzas que tal vez un día sucedería. Los años pasaron y siempre que la veía era lo mismo, hablaba con ella pero no pasaba nada, hasta que un día me di por vencido, deje de escribirle y de buscarla. Tal parece que eso era lo que necesitaba, me comenzó ella a buscar hasta que un día se la cante, si me quieres ver es solo porque quieres coger, le dije. Eso basto para que se convirtiera en mi amante, como me encanta esta mujer, de no ser mi tía la neta viviría conmigo, para poder gozar de ella todas las mañanas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *