Cuando tienes experiencia te da igual donde y a qué hora

0 visualizaciones
|

Recuerdo que las primeras veces que cogí en vía pública o en el parque me dio bastante culo, muchas veces llegue a abortar la misión con la verga de fuera, pero fue gracias a mi prima que comencé a tomar experiencia en el sexo y conforme fuimos haciendo más locuras llegó el punto en el que ya no me temblaban los huevos para coger al natural. Por ejemplo, antes de que comenzara este desmadre de la cuarentena, fui de visita a su colegio, ya imaginaras, la mayoría de los jóvenes se sienten un desmadre y se salen del salón de clase, fue en esa situación que aproveche para darle una culeada en el salón, después de todo, si nos cachaban no pasaba nada, un pinche reporte y se acabó, pero aquella buena cogida no se le borrara nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *