Cuando su tío la recoge del colegio regresa bien contenta

0 visualizaciones
|

Todos los miércoles le rogaba a su papa para que yo fuera quien la fuese a recoger al colegio, obvio que nunca me negué, pero no era porque me gustaba ir a perder el tiempo a su escuela, era porque después de recogerla le gustaba coger conmigo, pues decía que si no era por ese palito semanal la escuela ya la hubiera vuelto loca y como los niños de su edad a un son muy precoces no le gustaba coger con su novio, además de que aún no se sabían las chulas, por eso prefería que yo pasara por ella los miércoles y así se pudiera relajar en mi casa con una buena acogida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *