Cosa linda, cosa hermosa, cosa bien hecha.

0 visualizaciones
|

Cuando una mujer desea coger, difícilmente un hombre se puede resistir a una propuesta de su parte, menos cuando el sexo es gratis. Mi comadre, estuvo sola un par de días, ya que, su esposo salió de viaje, como buen amigo, le dije que a diario iba a pasar a ver su esposa, para saber si se le ofrecía algo. Los primeros días, Jennifer, me decía que no le hacía falta nada, pero conforme nos fuimos viendo más, tomo más confianza y un día me invito a tomar un café, según ella, se sentía bastante sola. Solo fue un pretexto, pues me confesó que le hacía falta coger, como le iba a negar el favor a una cosa tan linda, hermosa, cosa bien hecha. Terminamos cogiendo a diario durante la última semana en que su esposo estuvo de viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *