Confiscada en casa, su única opción es coger con su primo

0 visualizaciones
|

Las necesidades en esta vida son esenciales, así que, ahora con el confinamiento social no me quedó de otra que tomarle la palabra a mi primo, pues sabía que desde hace mucho me quería coger, el problema es que nunca se me había antojado y esta vez, más por necesidad que otra cosas, acepte un poco de sexo sin compromiso con él. Resulto mejor de lo que pensé, la verdad es que no coge nada mal y para mi suerte no es de los que se encula con una mujer, quedamos que en lo que resta de la cuarentena vamos a estar cubriendo nuestras necesidades sexuales, ya después veremos que prosigue.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *