Aun no comprendo cómo me pude coger a semejante mujer…

0 visualizaciones
|

Después de ir a la fiesta de compromiso de su hermana, nos fuimos por unas cervezas, como buen caballero me ofrecí a llevarla a su casa, aunque lo que realmente deseaba era coger con ella, pues varios amigos ya me habían dicho que mi cuñada es una guerrerota. Resulto mejor de lo que imagine, pues también me tenía ganas y mejor oportunidad de reventarle la cereza no iba a tener. Como buena hembra no iba a coger sin su lencería preferida, así que, me pidió un par de minutos en lo que se arreglaba. De allí en adelante, lo demás es historia, termine cogiendo como nunca, pues vaya que sabe complacer a un hombre, espero poder repetir con ella muy pronto.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *