Ando complaciendo a todas las maduras que no se cogen en casa.

0 visualizaciones
|

Tengo una tarea muy importante en esta vida, coger con maduras abandonadas. Una mujer descuidada es la presa más fácil, llevarla a la cama es de lo más sencillo. Esta vez, tuve una decisión difícil, pues la mujer madura caliente, era nada más y nada menos que mi prima. Tras pensarlo un par de días, me anime a coger con ella, pues sabía que si no me la cogía yo, seguro otro más vivo lo iba a hacer, y por respeto, si alguien se tenía que coger a la esposa de mi primo iba a ser yo. Cumplí mi misión, una madura más satisfecha, voy a hacer una excepción con ella, le voy a dar unas cuantas dosis más de sexo gratis, pues está bastante buena, cogérmela solo una vez me va a ser muy difícil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *