A toda mujer le gusta ser tratada como puta en la cama

0 visualizaciones
|

La mayoría de mis amistades no pueden creer que me ande culeando a mi sobrina, pues a decir verdad se ve demasiado santa para animarse a hacer puercadas, pero como les digo, todas las jovencitas están más angustiadas por saber culear que por cualquier otra cosa, solo es cuestión de encontrar el momento para proponérselos. Ahora con esto del confinamiento social es difícil que mi sobrina vea a su novio, es por ello que me anime a proponerle lo que siempre quise, una tarde de intenso sexo. Tal parece que fue mucho mejor de lo que imagine, salió bastante puercota, mi sobrina, creo que me falto pero pronto me la volveré a coger y le daré una buena revolcada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *