Yo le abro la billetera y ella abre las piernas cuando se me antoja.

0 views
|

Siempre es bueno llegar a un acuerdo, o por lo menos eso es lo que yo hago siempre. Antes de iniciar una relación siempre aclaro las cosas, con mi cuñada no iba a ser la excepción. Desde que nos conocimos siempre tuvimos esa conexión, de hecho con el tiempo pienso que ella fue con la que me debí haber juntado, pero bueno, el punto es que llegamos a un acuerdo. Este consiste en que yo le patrocino su guardarropa de manera mensual y ella abre las piernas cada que a mí se me antoja. Aquí les comparto el último encerron que nos dimos, tiene unas tetas hermosas, aun más que su hermosa cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *