Ya no me la debo de coger en la casa, poco más y nos cachan.

0 views
|

Con el pretexto de ayudar a arreglar su casa, es como voy todos los fines de semana a ver a mi cuñada, pero en realidad solo voy a cogérmela. Quien no se ha cogido a su cuñada, no es un verdadero hombre, pues esas mujeres siempre tienen ganas de verga. El punto es el siguiente, ya se me estaba haciendo costumbre ir cada ocho días a verla, y le arreglaba una o dos cosas en casa, y antes de irme le daba una cogidota. Esta vez, por poco y no la cuento, pues su marido llego de imprevisto y por poco se da cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *