Ya no me habla mi primo, pero valió la pena cada maldito segundo.

0 views
|

La culpa la tiene su mujer, por andar buscando verga en otra parte, pero mi primo no lo ve así, para él, yo soy el que no respeta a las mujeres de otros. Esta historia comienza unos 4 meses atrás, cuando en una fiesta conocí a la mujer de mi primo, como acostumbro a llevarme bien con todos, empecé a platicar con ella, y al final del día nos pasamos los números. Pasaron como 2 meses y me mandó un mensaje, en el cual me invitaba a salir, como pensé que iría mi primo acepte, pero vaya sorpresa que me lleve, pues quería verme para contarme que le había gustado físicamente, y se le antoja una relación sin compromiso. Pensé su propuesta unos días, y después de ver su pack, no dude ni un segundo en cogérmela, lastimas que mi primo nos haya cachado y ahora ya no me hable, pero valió la pena cada maldito segundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *