Un rapidito, en lo que su marido va por unas chelas al oxxo.

0 views
|

Andamos tomando a gusto, pero se nos terminaron las cervezas, y de pronto todo cambio. Su esposo, se ofreció a ir por más cervezas, y ella se empezó a poner cachonda conmigo, quería coger. De inicio, me dio culo, pero me empecé a poner caliente también y le dije que subiéramos a su cuarto, total, si llegaba su esposo, le comentábamos que subimos por hielo, o a ver que le inventábamos. Terminamos cogiendo en la sala, en lo que regresaba su esposo. Mujeres con el culo fácil, nunca mueran, son lo mejor del planeta. Cuando regreso su esposo del Oxxo, ya me había corrido en la panocha de su mujer, y todavía la muy puta le dice, -Te extrañe mucho amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *