Se aguanta las ganas de gritar, solo porque estaban sus papas.

0 views
|

Siempre que cogemos, se la pasa gritando y gimiendo. Hoy, andaba cachonda, Nelly, pero había un problema, estábamos en casa de sus papas y nos podían cachar. Obvio, eso no le impidió andar de faltosa todo el día, cuando estaba a punto de irme, me dijo, -Quédate en el cuarto de invitados, y en cuando se duerman mis papas, bajo para coger. Acepte su propuesta y al caer la noche, le puse una buena cogida, pero no fue como las anteriores, porque se aguantó las ganas de andas gritando, ya que no quería que sus papas nos escucharan. Sin duda, una hembra con toda la extensión de la palabra.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *