El primer propósito de este 2018 ya esta

0 views
|

En la reunión familiar de este año fueron por primera vez  mis tíos de Michoacan a recibir el año con nosotros, entre ellos se encontraba una tía Llamada Miranda y desde que me la presentaron les juro que pensé -como puede este tremendo culo ser mi pariente!. Por mas que trate durante toda la noche trate de quitar los malos pensamientos entre su culo y mi verga, no pude. Cuando llego la hora de recibir el año nuevo y pensar en tus propósitos del 2018, no pude dejar a lado ese culo de mi tía, y jure que uno de mis propósitos en este 2018 seria el de cogerme a mi Miranda de Michoacan, después de todo, si la veía una vez al año ya era mucho, iba hacer sexo casual pero solo me faltaba la estrategia para acercarme a ella. Para mi buena suerte pensaba regresarse a Pascuaro hasta el 5 de enero, así que, tenia solo esos días para cumplir mi propósito, eche manos a la obra y la invite a conocer la ciudad, el primero fuimos a conocer el centro, la mayoría de la cosas estaban cerradas pero no resulto tan mal, pues la conocí mas a detalle, como sabia que no tenia mucho tiempo en la ciudad fui al punto, le comente que desde que la conocí en la reunión, me dejo impresionado y que se me enamore de su culo a primera vista y quería una noche de sexo casual y sin compromiso!. Me contesto que era algo raro, pues era su familiar y aunque no nos viéramos muy a menudo seria extraño follarse a su sobrino, le dije que lo pensara y que si se animaba, mañana iba a tener en mi departamento una buena botella y bastante tiempo para complacerla en lo que quisiera. Así pues, después de la intensa charla la tuve que llevar a su hotel y me quede con la esperanza de que se animara a follar al otro día conmigo, para poner mas tensión entre los dos, le pedí su numero y en la noche le envié unas fotos bien cachonda valiendo madres. Para no hacer mas larga esta historia, el día de hoy se animo a ir a mi depa y regalarme el primer sexo del 2018. Sin duda ese culazo no me dejo con las ganas, mira nadamas todo lo que me comí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *