No le aguante mucho, pero le corrí el culo como un semental.

0 views
|

Una debilidad tenía que tener, las mujeres jóvenes me vuelven loco. Desde hace tiempo le había echado ojo al culito de mi morrita, pero no me atrevía a decirle que me la quería coger. Para mi gran fortuna, antier me la encontré masturbándose en el cuarto, y le dije que teníamos que hablar seriamente sobre el tema. Hoy, llegue temprano a casa, y en vez de regañarla, decidí quitarle lo curiosa y cogérmela. Hasta grabamos este video porno familiar, no dure mucho, pero tengo que aceptar que me hizo correr como un semental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *