Mujeres con garganta profunda, nunca mueran…

0 views
|

Siempre que me encuentro a una morrita sucia me gusta grabarla y hacerle un video porno, pero esta vez tenía una gran controversia porque la jovencita sucia resulto ser mi sobrina. Conforme van pasando los años, cada vez las mujeres son más sucias y que decir de las primerizas, ya no tienen nada de inocentes. Todo empezó cuando mi sobrina me empezó a escribir más de lo normal, y como soy un hombre ocupado a veces la dejaba en visto y eso hizo que me escribiera que no la ignorara, así que, la comencé a invitar a mi casa para que me contara lo que necesitaba, hasta que un día se le ocurrió decirme que la verdad quería coger conmigo, y que podíamos empezar con algo tranquilo, un sexo oral por ejemplo…  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *