Me tuve que conformar con un sexo oral, pues andaba en su diablos.

0 views
|

Lo peor que le puede pasar a un hombre, andaba súper cachondo y mi hermana andaba en sus días. No puede ser, maldita suerte la mía, no sabía cómo bajarme lo caliente, ya había intentado con masturbarme, pero aun así, seguían mis ganas inmensas. La única opción era que mi hermana se discutirá, pero íbamos a hacer un batidillo, pero me anime a decirle, total, no perdía nada si me decía que no. No resulto, se negó totalmente a coger y hacer un desmadre, pero me dijo, como tú siempre me satisfaces en el sexo, te puedo regalar una mamadita, pero solo eso, no va a pasar más. Pues ni modo, me tuve que conformar con un poco de sexo oral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *