Cada vez está más enferma a la hora de coger, que buenos tiempos.

0 views
|

Empezamos cogiendo en su apartamento, y solo cuando faltaba al trabajo, pero poco a poco se le fue haciendo vicio mi verga, al punto en que ya no le importa mandarme fotos desnuda a mi celular. Durante todo este tiempo, lo único que nos faltaba era que se dejara grabar, era muy apática con eso, ya que pensaba que el video xxx se lo iba a mostrar a mis amigos y se podía salir de control esto. Por fin la convencí de dejarse grabar, y he llegado a la conclusión de que cada vez está más enferma mi tía a la hora de coger, sin duda que buenos tiempos son estos.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *