Cada que le metía la verga parecía que se le iba a salir el alma.

0 views
|

Hay mujeres que exageran cuando cogen, pero sin duda mi sobrina sufre o goza demasiado. Le prometí comprarle el nuevo iPhone si se iba de pinta del bachillerato y e iba conmigo, aceptó porque pensó que solo íbamos a ir al cine y después por su teléfono, pobre ilusa. Después de ir al cine, me la lleve a mi casa, y ya imaginaras que cogidota le puse, para que al final del día le dijera que cada cogida le iba a valer $500 pesos, así que, haciendo cuentas, después de que me aflojara el culo unas 50 veces le iba a alcanzar para su celular. En cuanto se lo plantee, se molestó pero cuando vio que le trasferí los $500 pesos cambio su pensar, ahora dice que cada viernes se ira conmigo, para que al cabo de un año ya le alcance para su celular…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *