Aposto el culo y perdio, lo mejor de todo es que si pago.

0 views
|

Siempre molesto a mi comadre, diciéndole que cuando apuesta el culo conmigo. Ella, siempre se ríe y me contesta de la manera más amable, hasta hace unos días, cuando apostamos en el hipódromo. Tenía tanta confianza en que su caballo ganaría, que se animó a apostar lo que siempre le pido, el culo. No tenía nada que perder, y mucho que ganar, para mi fortuna, todo salió de maravilla pues su caballo se cansó al ¼ de milla y el mío no quedo en primero pero si le gano al suyo. Como mujer de palabra, cumplió con la apuesta, y me pago con su tremendo culo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *