Abriendo el angosto culo de Fernanda, para que a su marido no le cueste trabajo.

0 views
|

Yo, soy fiel amante de las relaciones anales. Fernanda, tenía la tentación de verga, pero no por el lugar habitual, deseaba que se la metiera por el culo. Esa es mi especialidad, le comente, después de hablar por teléfono acordamos ir a un hotel, para que se diera una buena atascada de mi verga y sin la preocupación de que su marido pudiera llegar. Todo esto, porque la última vez que follamos en su casa, su esposo estuvo a minutos de cacharnos en plena acción, así que esta vez no me arriesgo y le reviento el culo en el hotel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *