Pobre de su marido, tiene que besar donde yo me he corrido más de 100 veces.

0 views
|

A mí me encanta coger, pero eso sí, jamás quisiera tener un hijo, es por eso que tomo todas las precauciones y le doy su lechita en la boca. La prima, es bastante golosa, y a pesar de que tiene una pareja estable me sigue buscando para tener encuentros sexuales. Durante todos estos meses jamás me he animado a correrme en su vagina, prefiero dárselos a tragar, aquí dejo la prueba de ello. Pobre de su marido, tiene que besar donde yo me he corrido más de 100 veces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *